martes, 28 de agosto de 2007

La tecnología conspira en mi contra

Así es, nuestra honorable y sí muy indispensable herramienta de trabajo, tronó hace unas semanas. Ya estaba agotada después del arduo trabajo que le obligabamos hacer, creo que la sobrecargamos hasta que un día se pasmo y no reaccionó más. Rápidamente la llevamos con un técnico que trato de alivianarla y parecía que todo estaría como antes, fiel a nosotros.
Llegó a casa y la conectamos, la limpiamos, la pusimos guapa, encendimos... revisamos y de repente de nuevo se fue... según el técnico tronó una de las memorias ram y ahora esta cansada y envejece a un ritmo apresurado.

Ahi se quedaron muchas fotos, documentos, trabajos, largas conversaciones (algunas sin sentido) y muchas horas de desvelo.

2 comentarios:

Libradita dijo...

que mal!! lo que más coraje da es perder las fotos, momentos irrepetibles ¡ojalá puedan hacer algo para recuperarlas!

Ursula Amaranta dijo...

chale, que coraje, por eso aveces lo mejor es lo antiguito, imprimes tus fotos, imprimes tus hojas y lo conservas...pero la comodidad de conservar tgodo en un disco duro es lo mejor...lo se, me ha pasado ya dos veces !!!!!!!!!! que coraje.

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis