martes, 6 de noviembre de 2007

Un año

Hace precisamente un año, a estas horas de la noche; esperaba en la sala de recuperación del hospital después de 14 horas de trabajo de parto y una cirugía de cesárea que tuvo como mágico final feliz el nacimiento de Tiburcio Emiliano. Seguro muchos ya han escuchado de mi boca el relato de su nacimiento pero siempre me resulta divertido volver a contar los detalles físicos extremadamente dolorosos (je je je) sólo como por fines de conocimiento en cuerpo ajeno.
Resulta que a las 5:30 de la madrugada a Don Tibu se le ocurrió que era un buen momento para salir al mundo exterior así que empujó hasta romper las membranas, hecho mejor conocido como "rompimiento de fuente" (creo que está de más explicar). Acto seguido: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡"MAMÁ"!!!!!!!!!! ella por supuesto con cara de: No aguantas nada y lo que te falta! Avisé a Fabián y decidimos llamar a la doctora y jalar las maletas para que a la menor indicación estuviéramos en el hospital:
Quetzalli:(con voz adormilada) Dr, Buenos días, soy bla bla bla bla y le llamo por que tengo rompimiento de membranas.
Dra: Ah, si! Relájese, duérmase... tomé un desayuno ligero y me llama en cuatro horas.
-----Ok-----
Cuatro horas después no logre dormirme, me bañé, realizamos llamadas a familiares, desayuné "ligero" y le llamo de nuevo a la Doctora:
Quetzalli: Dra, resulta que me estoy reportando después de las cuatro horas y aún no siento NADA.
Dra: No se preocupe, cuando tenga ligeros cólicos me llama de nuevo, aproximadamente en unas tres horas o menos.
-----Ok-----
Salgo a comprar el periódico, regreso y descanso un poco. Comenzaba a aburrirme y decía:Nah!!! no se siente NADA. Así que salí nuevamente a caminar un poco y segía como la fresca lechuga. Para ese entonces mi abuelita, la matriarca de la familia, me preparaba un brebaje de esos que usan las parteras... mi tía me decía que mejor fuéramos al hospital, Fabián andaba como zombie y mi mamá llamaba cada 5 minutos para saber si Tibu apresuraba el paso.
Así que por presión, angustia y seguridad decidimos ir con rumbo al hospital. Antes de llegar tomé el brebaje de mi abuela, para cuando llegué al hospital tenía ligeros cólicos casi imperceptibles pero constantes, señal suficiente para avisarle a la doctora y decirle que Tibu apresuró su paso. Por cierto, esos cólicos se llaman contracciones y cuando se hacen más frecuentes es por que el bebé esta empujando para salir, reciben menos oxigeno y por lo tanto se endurece como una roca el vientre. (Lástima que después toda tenga que decaer)
Dra: Mhh... Betty (mi nombre real) es usted muy chillona, se asustó de más... vamos a esperar a que las contracciones sean por espacio de 60 a 40 segundos para intervenir.
----OK----
Las contracciones y el supuesto dolor que se sienten jamás llegaron y pensé que era normal, cosa que me tenía muy feliz. Estaba radiante, y pensaba: Bahhhhh!!! Esto no duele nada, que azotadas aquellas que expresan dolores inmensos y bla bla bla... Se me ocurrió comentarle eso a la doctora y al ver que no evolucionaba el trabajo de parto me dice:
Dra desquiciada: Bueno, como no está teniendo contracciones, vamos a hacerle una inducción de parto. Le vamos a inyectar un medicamento para que el bebé termine de nacer bla bla bla y muchas cosas médicas técnicas que ya se me olvidaron.
Quetzalli: ok
Por primera vez les compartiré una foto del antes y después... vean, juzgue usted yo era muy feliz, posaba para las fotos, sonreía timidamente, acariciaba la panza y me moría de los nervios:
Media hora después de la inducción de parto, comenzó lo bueno... la contracciones comenzaba a tenerlas cada 2 minutos, mi habitación comenzó a llenarse de familiares y yo empezaba a desquiciarme. Las contracciones son una especie de cólico que inician en la parte baja del vientre, recorren toda la cadera con un dolor muy intenso y terminan en la parte lumbar con un dolor que va de "intenso" a "IN-SO-POR-TA-BLE" . Para ese entonces colgue mi jeta para que tooooooodos despejaran mi habitación, se largaran y me dejaran concentrar. Detestaba a cada persona que entraba a mi habitación a decirme con cara de sufrimiento ajeno: Ay!!! pobrecita, pero tu puedes!!! échale ganas... con una ligera palmadita, Ja!! como si fuera una competencia. No tardé mucho en echar a los colados quer NECIOS insistían en quedarse y ver mi completo descontrol y desquicio. Quería extrangular al que se me pusiera enfrente.... me daban ganas de jalarle la corbata al ayudante de la doctora y en ese mismo momento ahorcarlo y decirle "PENDEJO" tu no entiendes mi dolor por que no eres mujer... Fue un momento de mucha desesperación, angustia, dolor mucho dolor... y frustración por que por más que intentaba no podía. Hasta que me desesperé y le dije a la Dra:
Quetzalli extranguladora: Hágame lo que sea pero que sea YAAAAAAA!!!
Dra. Muy bien, le haré una cesárea por que el bebé no está empujando lo suficiente y usted se impacientó demasiado.
---En realidad la Doctora y sus achichincles, se dieron cuenta de que Tibu no empujaba más por que traía enredado el cordón umilical en el cuello, habían pasado trece horas y con ese tiempo ambos eramos propensos a correr otro tipo de riesgos---
Me prepararon para la cirugía, me pusieron una anestesia local con una aguja que sólo en sus peores pesadillas se pueden imaginar. No dolió... minutos después no sentía nada y estaba rodeada de enfermeras, médicos, Fabián con cara de shock a mi lado y por supuesto el pediatra. Sentía como urgaban en mis órganos hasta que de repente noté menos peso por dentro... fue señal de que habían sacado la placenta.... instantes después un llanto ensordecedor llenó el quirófano, de lejos a Tiburcio Emiliano y a la Doctora quitándole el cordón del cuello.
Inevitablemente, como un instinto... lloré y lloré y lloré....hasta que de pronto me acercaron a Tibu, toque su mano con un dedo y como por harte de magia al escuchar mi voz.... me sonrió, ese momento fue magia pura, una emoción inmensa que no cabe en nada y una conexión con algo divino... de verdad. Después el pediatra de lo llevo y sólo escuché como sus llantos se alejaban... Fabián estaba impresionado, vió en vivo y a todo color su nacimiento... vio sangre y otras cosas no tan agradables. Tuvo que tomarse un analgésico para relajarse y medio dormir para lo que estaba por venir. A la una de la mañana me llevaron a mi habitación y por suerte sólo estababamos fabián y yo.
Durante la madrugada no pude dormir por estar pensando en Emiliano, ya que lo llevaron a la incubadora. En la mañana recibí la visita de la Dra desquiciada, con indicaciones, reproches por no aguantar el parto y demás... a las pocas horas llegó Emiliano envuelto en muchas cobijas... y dispuesto a explorar el mundo.
Hoy Martes 6 de Noviembre es el primer aniversario de Tibuircio Emiliano, es incríble el amor y aprendizaje que a lo largo de este tiempo recibimos de él. Aunque llegó de manera sorpresiva a nuestras vidas, definitivamente es lo mejor que nos ha pasado; nunca me cansaré de decirle y de expresarle todo mi agradecimiento por habernos elegido como sus padres, por iluminarnos con sus sonrisas, travesuras y por tratar de ser mejores humanos. Y aunque se que no todo es miel sobre hojuelas, vamos por buen camino... aún hay muchas cosas en las que de manera personal tengo que trabajar, quiero que mi hijo no vea el lado tan, pero tan negativo que aveces me sale...
Me extendí mucho en este post, pero creo que bien valió la pena... hoy por lo pronto nos quedamos en casa con él... la pasamos como nunca y lo mejor es que él sabe que esta rodeado de personas que con la atención más breve, le manifiestan un cariño inmenso y sincero.
Pues ya que nos estamos poniéndo emotivos, gracias a mis amigos que son como una segunda familia... como diría mi amiga de la infancia Mónica, en especial una mencion para ella por que fue la tercera persona en enterarse que Emiliano venía en camino... me alentó con sus palabras y ayudó a cambiar mi panorama y visión personal. Gracias a todos mis amigos que han estado con nosotros en las buenas y en las malas, por quedarse aquí, por crecer juntos, por escuchar y por se parte importante que nuestras vidas al igual que nuestras familias.
¡¡¡ fELIZ CUMPLEAÑOS!!!

10 comentarios:

Libradita dijo...

Hola, muchas felicidades a tu pequeñín, me gustó tu relato y me trajo muchos recuerdos de cuando nació mi chamaco, yo no tuve contracciones, fue cesárea, pero la emoción y el aturndimiento fue similar.
Feliz cumpleaños Emiliano

PD. Neta se llama Tiburcio? ese es mi apellido

Violeta dijo...

Hello Betyyyyyyy... un besote para ti, para Fabián y Em. Ojalá hubieras ido a mi fiestaaaa!!!

iringa dijo...

que buen relato, recordé varias cosas que también viví en mi parto, claro que el mío no fue tan doloroso,auch.

Pero bien lo dices, vale la pena ese enorme esfuerzo, conocer a la parsona que te cambia el mundo es maravilloso y más cuando te dan la oportunidad de mostrárselos, cuando ves su travesuras, su crecimiento y los aprendizajes que día a día adquieren, eso es maravilloso, yo no cambiaría por nada.

Por último, muchas felicidades a Emiliano, sbs que se le quiere un buen.

FabiAXUR dijo...

Sabes que estos doce meses, y los nueve o más anteriores a la llegada de Tibu han sido los mejores de mi vida? Está muy chido el relato, muy cercano a lo que en realidad pasó, lo mejor fue eso de la doctora desquiciada y quetzalli extranguladora...¡casi lo compruebo en carne propia!. Mil felicidades a ti, al hijuelo Tiburcio y a todos y cada uno de los seres de luz que han estado con nosotros.

P.d.-¡queremos ver fotos!

-•MiTa CorLeoNe•- dijo...

Dios no puedo ni pensar después de leer: 14 horas de parto!

Oh my god, mi insinto maternal se ha esfumado! jajaja

Saludos y muchas felicidades
Arrivederci

Ursula Amaranta dijo...

Gracias a tu relato tengo emociones encontradas: se me hace que yo me rajo para tener un hijo !!! despues de tu relato mejor paso !!!!!, pero por otro lado la fase de ser mamá y/o papá es algo muy aleccionador y satisfactorio, asi que por ese lado ps si me dan ganas de aventarme la bronca.
Feliz cumple a Emiliano, creo que,, por lo que me platicasate, fue un día inolvidable, mas que si hubiera tenido fiesta, ¿ya ves? tu no te angusties, con amor y atención pa que quiere fiesta, eso mejor después, y me da mucho gusto ver su carita, se ve un niño feliz y pleno y me da gusto verlos a ustedes en su papel de papás, lo hacen muuuuy bien, mis respetos.
Aprender es algo bueno y hay que seguir haciendolo, hay que aprender, supongo por lo que me dicen mis padres, que los hijos no son tuyos y que a lo largo de su vida tomarán decisiones que quizá no te gusten, pero no son tuyos nada mas, son parte de una familia y de una sociedad, es importante no ser aprehensivos. Es algo que me dicen mucho mis papás y que comparto contigo, no tengo la fortuna aún de ser mamá pero ps me atrevo a dar este consejillo que a ellos les ha funcionado.
Los quiero mucho y gracias por compartirnos esta fase de su vida.

Karina dijo...

felicidades a Emiliano y de verdad lo digo, no pudo elegir mejores padres que tu y fabian, y como dice aline con tu relato yo tambien le saco a tener hijos, mi hermana no sufrio en el parto pero aguantar a su hija ahorita es una pesadilla, compruebo que mi instinto maternal murio cuando naci.
Saludos a fabian, emiliano y a ti

tu chica yeye dijo...

felicidades!...ser madre... una de las cosas que tal vez no logre hacer en esta vida

Violeta dijo...

Mmmmm ¿Disculparte?
¿Por qué?

sobreunanube dijo...

Chales, 14 horas es lo que tarda el vuelo Barcelona México, nos llegas a avisar y venimos :-)

Vayan para allá desde este lado del Atlántico una mañanitas para el Emiliano!

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis