lunes, 29 de enero de 2007

Me cagan...

Estos días en los que después de disfrutar un buen fin de semana, tienes que regresar a la Oh si! asquerosa realidad...
De entrada, el sólo hecho de venir a trabajar al lugar más recóndito de la Ciudad de México (Sata Fé), después en el metro la gente esta desquiciada por colarse en uno de los pocos vagones que circula a esa hora, el tránsito espántoso y clásico de todos los Lunes... y a la llegada a mi trabajo; regañiza segura, antes un inter: me hablan por teléfono y me dicen que mi jefa me está buscando, que no tarde en llegar.

Mi jefa hace pruebas para verificar que realmente llegué a la oficina, no se por que extraña razón no cree ( ja ja ja ), acto seguido envía un mail super agresivo en el que me indica que respete los horarios de entrada y que en ocasiones seguramente próximas; tendré que quedarme hasta las siete de la noche, eso me sonó a castigo... Ni pex!

Todo lo anterior me tiene en un verdadero dilema...por que casi todos los días me duele despedirme de los que me aman y de los que amo y aveces, tengo que controlar esos desenfrenos, tomar conciencia y hacer esfuerzos para grabarme en la mente que todo lo anterior es por por que necesito... "supervivir".
Esta transición es difícil, pero al final sólo me queda una imagen guardada en mi mente: su sonrisa que me brinda todas las mañanas, sus breves sonidos que me hacen interpretar miles de sentimientos y su instinto que lo hace reconocer que estoy por llegar.

4 comentarios:

Ursula Amaranta dijo...

Hijole, la cosa se pone medio complicada ¿pero sabes que?, mientras tengas esa sonrisa yo creo que todo vale la pena.
Mientras Emiliano con sus expresiones te haga sentir que te agradece el esfuerzo, pues tu te sentiras mas tranquila.

Pero tambien creo que si bien hay q aguantarse por que la economia lo requiere, tambien debes buscar tu propio desarrollo personal por que eso tambien le sirve a Emiliano.

No te desesperes, las cosas se van acomodando poco a poco y yo creo y veo que ahorita estan muy bien los tres.

brainwashed dijo...

De acuerdo, no porque desesperarse!!
Saludos!!!

Anónimo dijo...

Lo que te puedo decir es que las cosas que no sirven pasan de largo, hay que dejarlas fluir, no forzar las situaciones sino esforzarnos por las situaciones que de verdad valen la pena. Eres una mujer muy fuerte y no tienes que darte por vencida por tan poco. ¡Resistencia cuando los jefes quieren imponer su voluntad!!! usa la gran inteligencia que Dios te dio. No te des por vencida!!!
Te amo por siempre.

Anónimo dijo...

Te subes al metro?
Chale!

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis